La polémica del reconocimiento facial

0
128
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No opiniones registradas)
Cargando…

¿Qué es el reconocimiento facial?

La tecnología de reconocimiento facial permite reconocer caras e identificar personas utilizando algoritmos informáticos. Esta tecnología no requiere de contacto físico con la persona objetivo, lo que es super conveniente para muchas aplicaciones donde se requiere el reconocimiento de personas en forma no invasiva o no presencial.

El reconocimiento facial es una solución biométrica que emplea un algoritmo automático para verificar o reconocer la identidad de una persona en función de sus características fisiológicas.

La tecnología de reconocimiento facial es posible a partir de comparaciones entre las características de la cara de la persona que intenta identificase y los de millones de individuos con atributos parecidos (información guardada en una base de datos).

La gran dificultad añadida es la de conseguir que este proceso se pueda realizar en tiempo real. El sistema identificará las caras presentes en imágenes o vídeos automáticamente.

Opera en dos modos:

La cara de una persona es una característica física que permite la identificación de la misma de manera única y estable. Existen equipos que capturan el patrón 2D (proyección en el plano) y equipos que capturan el patrón 3D (descripción del volumen del rostro).

Los que hacen el reconocimiento facial en 2D no hacen la diferencia si lo que están viendo es un rostro o una fotografía de un rostro, por lo tanto, en la mayoría de aplicaciones de control de acceso, no es un método muy bueno ya que no ofrece un nivel de seguridad suficiente.

Los equipos de reconocimiento facial 3D tienen una tecnología infrarroja que se combina con una 3D, con lo que ya no es posible el uso de caretas o fotografías para hacerse pasar por el rostro de la persona. Los equipos 3D ofrecen una seguridad más importante y que necesitan un rostro real y no una fotografía para identificar a una persona.

Uno de los puntos positivos del reconocimiento facial 3D es que no se ve afectado por los cambios de iluminación y es capaz reconocer una cara en diferentes ángulos. Para obtener imágenes 3D es necesario que el sensor 3D esté muy bien calibrado y sincronizado.

¿Quién lo invento?

Para la mayoría, uno de los precursores del reconocimiento facial fue Woodrow Wilson Bledsoe. Empezó sus experimentos en los años 1960, desarrollando un sistema que podía clasificar fotos de rostros utilizando lo que se conoce como una tableta RAND, un dispositivo que las personas podían usar para ingresar coordenadas horizontales y verticales en una cuadrícula utilizando un lápiz óptico que emitía pulsos electromagnéticos. El sistema podría usarse para registrar manualmente las ubicaciones de coordenadas de varias características faciales, incluidos los ojos, la nariz, la línea del cabello y la boca. Después, cuando el sistema recibía una nueva foto de una persona, es capaz de obtener la imagen de la base de datos que más se parecía a esa persona.

Aunque para esa época, desafortunadamente el reconocimiento facial estaba limitado de manera muy importante por los avances tecnológicos del momento y el poder de procesamiento de los ordenadores. Sin embargo, fue un primer paso esencial para probar que el reconocimiento facial era viable.

En los años 1970, Goldstein, Harmon y Lesk lograron añadir una precisión más alta al sistema de reconocimiento facial. Utilizaron 21 marcadores subjetivos específicos, incluidos el grosor del labio y el color del cabello, para identificar caras automáticamente. Sin embargo este sistema debía seguir siendo computada manualmente.

En 1988, Sirovich y Kirby comenzaron a aplicar el álgebra lineal al problema del reconocimiento facial. Lo que se conoció como el enfoque Eigenface comenzó como una búsqueda de una representación de baja dimensión de las imágenes faciales.

En 1991, Turk y Pentland ampliaron el enfoque Eigenface descubriendo cómo detectar rostros dentro de las imágenes. Esto condujo a las primeras instancias de reconocimiento facial automático.

Sin embargo este tipo de sistemas han generado mucha polémica durante los ultimos años, algunos ejemplos:

#10yearchallenge

El año 2019 apenas empieza y ya cuenta con un movimiento viral de las redes sociales. Este #10YearsChallenge es un reto en el que las personas publican una foto de cada uno de hace diez años junto con una foto de la misma persona actualmente en el 2019.

El reto se extendió de manera muy rápida. En este no solo han participado personas del común como tu y como yo, pero también artistas y celebridades muy reconocidas, movimiento que ha logrado acumular más de 4 millones de publicaciones.

No obstante, para algunos este reto no es tan inocente como lo parece. Hoy las compañías tecnológicas invierten grandes recursos en mejorar sus sistemas de reconocimiento facial. Según algunos expertos, empresas como Facebook o Google se dedican a rastrear las redes sociales para recopilar grandes volúmenes de información. En este caso, información respecto al reconocimiento facial de los usuarios.

Reconocimiento racista?

Los sistemas de seguridad de los dispositivos móviles avanzan a una velocidad impresionante, pero todavía quedan varios aspectos pendientes a ser mejorados: un equipo de investigadores del MIT descubrió que los sistemas de reconocimiento facial presentan sesgos cuando se trata de mujeres, más aún si tienen un tono de piel oscuro. Es decir, más de una de cada tres mujeres no blancas tienen problemas para usar un sistema que se usa incluso para desbloquear dispositivos o pagar facturas.

Aunque no todas las posibilidades son perversas y no todos los usos que se le puede dar al reconocimiento facial son negativos o muy invasivos en nuestra vida privada. Algunos ejemplos a continuación.

La cantante Taylor swift

En algunos de los conciertos de esta artista, se han instalado carpas en las que los asistentes pueden ver contenido de la cantante como vídeo clips. Al mismo tiempo, un programa informático detecta las caras de las personas que están mirando. Esas imágenes son enviadas a un centro de informática, en donde son comparadas con las imágenes de acosadores conocidos.

El embarque automático en los aeropuertos

Un experimento realizado el año pasado en un aeropuerto de Estados unidos ha permitido utilizar el reconocimiento facial para facilitar la vida de las personas. A los pasajeros de algunos vuelos se les hizo embarcar tan solo mirando a una cámara situada en la entrada del embarque.

Las fotos con las que se compara la identidad provienen de los pasaportes, o para los ciudadanos de otros países, vienen de los controles de aduanas y que verifica la identidad al entrar a aquel pais.

La verificación mediante reconocimiento facial permite realizar el embarque en aproximadamente la mitad de tiempo que los procesos tradicionales, aseguran los encargados del proyecto.

Búsqueda de personas desaparecidas mediante reconocimiento facial y fotos

Estas herramientas hacen uso de técnicas de aprendizaje automático para escanear automáticamente la red en busca de imágenes de personas desaparecidas. Además, cuenta también con una funcionalidad de publicidad dinámica que envía alertas personalizadas según la localización geográfica.

Seguridad en la casa

Parece que ahora los productos tecnológicos para el hogar han despertado gran interés por el reconocimiento facial. Estos sistemas de seguridad tienen la posibilidad de determinar si aquella persona que se acerca a la puerta de la casa cuenta es la propietaria o si es una persona que tiene antecedentes penales, gracias a que contaría con fotos y registros policiales.

Claramente esta es una polémica que no está próxima a terminarse. Es muy probable que a pesar de los problemas que pueda generar este tipo de herramientas para la privacidad de las personas, los desarrollos tecnológicas sigan avanzando.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here