Una larga vida para el iPhone

0
350
1 Estrella2 Estrellas3 Estrellas4 Estrellas5 Estrellas (No opiniones registradas)
Cargando…

Todo comenzó hace mucho tiempo cuando varios tíos decidieron fundar una empresa enfocada en productos de informática. Muchas cosas sucedieron entre tanto y un tiempo después seria la hora de lanzar al estrellato el iPhone.

Muchos pensaron que solo serian los 15 minutos de fama habitual. Pero cuando el iPhone llego, fue para quedarse.

Todo comenzó cuando Steve Jobs y Steve Wozniak se conocieron en 1971, Wozniak empezó a dedicar cada vez más y más tiempo a construir su propia computadora. Jobs rápidamente vio la oportunidad de negocio, por lo que empezó a promover la computadora entre otros aficionados de la informática y tiendas de electrónica digital.

Al poco tiempo empezaron a recibir pequeños encargos de computadoras que construían ellos mismos con máquinas hechas a mano, llegando a vender unos 200 ejemplares de su máquina Apple I.  Pero las prestaciones del Apple I eran limitadas, así que empezaron a buscar financiación. Finalmente, Jobs conoció a Mike Markkula, que accedió a invertir 250 000 USD, creándose así el 1 de abril de 1976, Apple Computer, a través de un contrato.

Luego vendrían varios altos y bajos para la compañía. Con Su computadora Apple II, Apple III (primer fracaso de la empresa), Lisa y el Macintosh, iMac, iPod.

En la época en la que el iPhone se dio a conocer al mundo, Nokia todavía gobernaba la situación y en BlackBerry estaban ocupados concibiendo móviles con teclado para hombres y mujeres de negocios.

Pero Apple tomó un enfoque muy diferente; eliminó cualquier tipo de teclado de marcado físico por completo y se centró también en los programas de uso que ahora llamamos aplicaciones.

Durante la última década, la compañía ha actualizado y re diseñado el iPhone para consolidar aún más su lugar como teléfono móvil imprescindible para los consumidores.

2007: iPhone

El co fundador de Apple, Steve Jobs, lanzó el iPhone con las palabras «Apple va a reinventar el teléfono».

Impulsado por el éxito del iPod, este modelo original no tenía aplicaciones de terceros, GPS o incluso ninguna forma de grabar video.

Pero el icónico botón de inicio y la interfaz de usuario eran elementos básicos que se mantendrían hasta hace muy poco.

Jobs describió el iPhone como una combinación de tres cosas: «Un iPod de pantalla panorámica con controles táctiles, un revolucionario teléfono móvil y un innovador dispositivo de comunicaciones por Internet».

A diferencia del BlackBerry, tenía una pantalla multitáctil, que eliminaba la necesidad de un teclado físico o un lápiz óptico, que hasta ahora había sido popular en otros dispositivos con pantalla táctil.

¿Puedes creer que hace 11 años la capacidad máxima era de 16 GB? Aunque, para ser realistas, no había mucho que guardar en el iPhone en aquella época. Pero ya tenía acceso a Internet en una pantalla en la que realmente podría verse el contenido de la web. La cámara tenía 2.0 mega píxeles, por lo que no era extraordinaria comparada con la tecnología actual. ¡Pero un teléfono con una cámara, en esos años era una proeza increíble!

2008: iPhone 3G

Mientras que el iPhone original carecía de la capacidad de detectar una señal 3G, Apple lo agregó para su siguiente modelo, un año después. Esta receptividad nos permitiría recibir una señal de internet aceptable y más rápida.

Pero la innovación más grande en el 2008 fue la tienda de aplicaciones, la Apple Store. Un lanzamiento único durante mucho tiempo.

2009: iPhone 3GS

El modelo 2009 del iPhone fue la primera variante «S» que Apple ha venido adoptando cada dos años.

Apple presentó la opción de almacenamiento de 32 GB con el iPhone 3GS. La introducción clara de App Store cambió las cosas rápidamente. Entre fotos, música y aplicaciones, 16 GB simplemente no iba a ser suficiente.

El iPhone 3GS también introdujo la grabación de vídeo por primera vez y se benefició de una actualización de la cámara. La cámara obtuvo una actualización a 3 MP.

Apple también agregó Voice Control, aunque debimos esperar un par de años más antes de conocer a Siri.

En este momento, los teléfonos de Apple estaban comenzando a ser muy populares y otros fabricantes estaban empezando a copiar sus características.

2010: iPhone 4

Apple cambió el diseño exterior del iPhone por primera vez en 2010, cuando lanzó el iPhone 4 en el mercado de los móviles smartphone.

El nuevo diseño cuadrado incluía una antena metálica que bordeaba el cuerpo del teléfono y una resolución de píxeles aumentada en la pantalla de 3,5 pulgadas.

También agregó una cámara frontal por primera vez, aquí es donde comenzaron los selfies.

Esta mejora alardeó de una cámara levemente mejorada y de la llegada de Siri; Asistente de Apple basado en voz.

También fue el año en que Samsung emergió como principal rival con el lanzamiento del impresionante Samsung Galaxy S2.

2011: iPhone 4s

Hablando de una gran diferencia entre el iPhone 4 y el iPhone 4s: la cámara pasó de 5 MP a la la inimaginable calidad de 8 MP. ¡Ahora sí tenemos una actualización!

Apple también introdujo la opción de almacenamiento de 64 GB, pero mantuvo la memoria en 512 MB. El vídeo podría grabarse en 1080p.

Oh, no podemos olvidar…una de las innovaciones que cambiaría la vida de los usuarios de Apple para siempre, ¡hola, Siri!

Como dato nostálgico pero curioso, fue la primera presentación de novedades de Apple con Tim Cook en lugar de Steve Jobs.

2012: iPhone 5

Apple le dio al iPhone, su producto más popular, otro re diseño para este lanzamiento e introdujo por primera vez, una pantalla más grande.Todas las generaciones anteriores tenían 3,5 pulgadas pero el iPhone 5 tiene 4 pulgadas, con una fila adicional de iconos de aplicaciones.

Este también fue el primer iPhone en adoptar el conector Lightning, un problema para los clientes y usuarios de los modelos anteriores, pero una bendición para los fabricantes de accesorios. 

También se lanzó con su propio software de Mapas de Apple, rival de Google mapas.

La cámara se mantuvo igual, pero la memoria se aumentó hasta 1 GB.

Y ¿Pensaste que la 3G era genial? Pues, el iPhone 5 viene con una conectividad LTE o 4g. Bienvenido al internet accesible en todas partes.

2013: iPhone 5s y iPhone 5c

Entre el iPhone 5S y el iPhone 5C, Apple vendió nueve millones de unidades en la primera semana de ventas.

El iPhone 5C estaba destinado a ser un modelo un poco más asequible, con una carcasa de plástico. Estaba disponible en cuatro colores diferentes, pero no era mucho la diferencia.

El iPhone 5S, por otro lado, introdujo Touch ID, dual flash y vídeo de cámara lenta. Además, incluía el co procesador de movimiento M7, que abrió un nuevo campo de posibilidades y también ayudó a ahorrar batería.

El iPhone 5S refinó el iPhone 5 al aumentar la velocidad del procesador y la capacidad de gráficos.

También introdujo el escáner de huellas digitales TouchID integrado en el botón de inicio. Esto se ha convertido en un elemento básico de casi todos los teléfonos inteligentes modernos y condujo a la creación de Apple Pay.

Por primera vez, Apple lanzó dos teléfonos inteligentes simultáneamente. El iPhone 5C fue una opción más asequible para aquellos que no querían el 5S.

Poco más que un colorido caparazón para el iPhone 5, el 5C también marcó la introducción de iOS 7 con un diseño nuevo y más plano

2014: iPhone 6 y iPhone 6 plus

Las especificaciones internas del iPhone 6 eran muy similares a las del iPhone 5s. Aunque Apple cambió de nuevo las bases del diseño con el iPhone 6, que adelgazó la carcasa al mismo tiempo que aumentó el tamaño. La mayor diferencia fue tener una pantalla significativamente más grande de 4,7 pulgadas.

Y conociendo la necesidad de pantallas más grandes, Apple ofreció simultáneamente una versión de 5,5 pulgadas del iPhone 6 que llamó Plus.

La pantalla Retina se convirtió en HD.

Y desde ese momento tenemos la posibilidad y la opción de obtener un iPhone con 128 GB de almacenamiento que estuvo disponible. Aunque la cantidad de memoria era la misma y la cámara no vio una actualización ni aumento de megapíxeles.

2015: iPhone 6s y iPhone 6s plus

A nivel estético, no hubo grandes cambios, que nos dejaran boquiabiertos, básicamente se veía igual. Pero por dentro, Apple actualizó bastante el iPhone 6s.

La cámara dio un gran paso adelante, pasando de 8 MP a 12MP.

La memoria también se duplicó desde 1 GB o 2 GB.

Después de que el iPhone 6 tuvo algunos problemas de flexión, Apple le dio el iPhone 6s un refuerzo de aluminio para asegurarse de que eso nunca vuelva a pasar.

Por último, pero no menos importante, se introdujo 3D Touch. Force Touch significaba que se podía aplicar presión a la pantalla para opciones de menú adicionales mientras que las fotos en vivo combinaban vídeo y fotografía fija.

Apple continuó con la tendencia de ofrecer una variante más grande de su teléfono insignia, con el iPhone 6S Plus. Al igual que el iPhone 6 Plus, era el mismo que el 6s pero con un procesador y un chip de gráficos actualizados.

2016: iPhone SE

El iPhone SE tomó los últimos componentes internos y avances y desarrollos tecnológicos de Apple y los introdujo dentro del chasis de un iPhone 5. Al hacerlo, la compañía creó un teléfono inteligente actualizado para aquellas personas que querían una pantalla más pequeña.

En este punto, el sistema operativo Android había florecido y los clientes de móviles, tenían muchas opciones cuando se trataba de móviles económicos con la última tecnología.

Pero si querías obtener un teléfono Apple al precio más bajo posible, el iPhone SE era (y sigue siendo) la mejor opción.

2016: iPhone 7 y iPhone 7 plus

Apple finalmente abandonó la opción del modelo base de 16 GB, con los modelos iPhone 7 y iPhone 7 Plus, que comienzan con 32 GB de almacenamiento y llegan hasta 256 GB.

Apple también presentó un nuevo color brillante Jet Black.

El iPhone 7 Plus demostró ser más popular que los modelos Plus anteriores debido a su nueva cámara dual, añadiendo a la cámara principal de 12 megapíxeles un segundo teleobjetivo de 12 megapíxeles. Le dio al teléfono zoom óptico y digital, que hizo posible una función de acercamiento significativamente mejorada, y al modo Retrato, una actualización de software que permite a los usuarios de iPhone 7 Plus tomar fotos impresionantes usando profundidad de campo.

Quizás la característica más controvertida del iPhone 7 y 7 Plus fue la que eliminó Apple: la toma de auriculares. Los nuevos iPhone vienen con un EarPods conectado al puerto Lightning y un adaptador para auriculares tradicionales.

En este punto, Apple estaba empezando a sentir que perdía su dominio del mercado, respecto a los Google Pixel y Samsung Galaxy S7 Edge, los cuales para muchos, ofrecían un diseño superior y especificaciones que superaban al teléfono de Apple.

2017: iPhone 8 y iPhone X

En 2017, Apple mantuvo nuevamente el factor de forma relativamente similar y lanzó el iPhone 8 y el iPhone 8 Plus. Sin embargo, este modelo cuenta con una parte trasera totalmente de vidrio y carga inalámbrica, así como muchas de las partes internas que tiene el iPhone X.

Los teléfonos llegaron a pantallas Retina HD de 4.7 y 5.5 pulgadas y están disponibles en color plateado, gris espacial y tienen un sensor de 12 megapíxeles, y vienen con nuevos filtros fotográficos.

También en 2017, Apple presentó el iPhone X. Este teléfono aumentó el tamaño de la pantalla a 5,8 pulgadas y, lo que es más importante, abandonó el botón Inicio físico a favor de un diseño de pantalla completa.

Podría decirse que es el iPhone más radical de Apple debido a su nueva interfaz completamente basada en gestos y reconocimiento facial. También es el iPhone el que prepara el escenario para los próximos 10 años de la compañía.

2018: iPhone Xs, Xs Max y Xr

Desde el 2019 existen tres nuevos iPhones para elegir, lo que hace que cualquier decisión de compra sea un poco más difícil que en años anteriores, cuando solo ha habido dos.

Respecto al rendimiento, no hay diferencia. Los tres modelos usan el mismo procesador A12 Bionic, y las versiones de iPhone XS tienen las mismas opciones de almacenamiento interno de 64 GB, 256 GB o 512 GB. El iPhone XR viene con 64 GB, 128 GB o 256 GB. Hay una ligera diferencia en la RAM: tanto el XS como el XS Max tienen 4GB, mientras que el XR se conforma con 3GB. Eso significa que los iPhone más caros deberían ser un poco mejores para utilizar múltiples aplicaciones y juegos, pero para un uso normal no se va a percibir mucha diferencia.

Tampoco hay un ganador claro en el departamento de baterías, ya que los tiempos de uso citados de Apple varían. El iPhone XS debería durar 20 horas, el iPhone XS Max durante 25 horas, al igual que el iPhone XR. Los tres también tienen carga inalámbrica mediante el estándar Qi, y carga rápida, también, a condición de comprar el cargador rápido de Apple. No hay suficiente diferencia aquí para elegir un ganador, por lo que estamos llamando a esta categoría un empate.

El diseño, aquí es donde las diferencias entre los tres comienzan a mostrarse. Se considera que el iPhone X 2017 de 5.8 pulgadas y, por lo tanto, el iPhone XS, tienen el tamaño adecuado para la mayoría de las manos, grandes o pequeñas. El iPhone XS Max es mucho más grande, y notamos en nuestra revisión que es ideal para ver vídeos y jugar juegos. También pesa 208 gramos, en comparación con el iPhone XS de 177 gramos. El iPhone XR está en el medio: Tiene 194 gramos, tiene una clasificación de resistencia al agua IP67, y un respaldo de vidrio colorido.

Ninguno de los teléfonos tiene un conector para auriculares o un sensor de huellas digitales. El Face ID de Apple se usa en los tres.

Ahora, hablando de la cámara también hay varias diferencias. La cámara de doble lente en el iPhone XS y XS Max es exactamente la misma. Cualquiera que elija, obtendrá un angulo doble gran angular de 12 megapíxeles f / 1.8 de gran angular y teleobjetivos de apertura f / 2.4, que proporcionan un zoom óptico de 2x y disparos en modo retrato. El vídeo se puede grabar en 4K a hasta 60 fps. Alrededor del frente hay una cámara TrueDepth de 7 megapíxeles, apertura f / 2.2 para selfies, completa con modo retrato y soporte para crear Animoji y Memoji. También incluye el hardware necesario para Face ID.

El iPhone XR tiene la misma cámara frontal, pero una cámara de 12 megapíxeles con lente única en la parte posterior, con una apertura f / 1.8 y sin zoom óptico. Sin embargo, tiene un modo de retrato controlado por software y estabilización de imagen óptica, además de la nueva función Smart HDR. Piense en el iPhone XR como el iPhone 8 en comparación con el antiguo iPhone 8 Plus. Sigue siendo una buena cámara; pero los fotógrafos entusiastas desearán los modelos de iPhone XS de doble lente. Dicho esto, creemos que su Modo Retrato es mejor con poca luz sobre el iPhone XS.

2019: iPhone 11

Sucesor del iPhone XR, el iPhone 11 difiere de su predecesor por el uso de un módulo de doble cámara. Hay un ángulo ultra gran angular en su parte posterior, además de la lente principal, cada uno de los cuales está asociado con un sensor de 12 Mpix. El iPhone 11 también está equipado con el nuevo procesador Apple A13 Bionic y utiliza un sensor Face ID mejorado. Se ofrece en varios colores.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here